spot_img

Banderazo de Inicio de Obra del Tren Maya, Tramo 1 Palenque-Escárcega

Preside este evento Banderazo de Inicio de Obra del Tren Maya Tramo 1, Palenque- Escárcega, el presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Andrés Manuel López Obrador.

Le acompaña el gobernador constitucional del estado de Chiapas, Rutilio Escandón Cadenas.
El secretario de la Defensa Nacional, general Luis Cresencio Sandoval.
El secretario de Marina, almirante José Rafael Ojeda Durán.
El secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño.
El director general del Fondo Nacional de Fomento al Turismo, Rogelio Jiménez Pons.
El presidente municipal de Palenque, Carlos Morelos Rodríguez.
El fundador y presidente de Grupo Vidanta, Daniel Chávez Morán.
El representante de Mota-Engil, empresa constructora responsable del proyecto, Joao Parreira.

RUTILIO ESCANDÓN CADENAS, GOBERNADOR DE CHIAPAS: Licenciado Andrés Manuel López Obrador, presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos; arquitecto Rogelio Jiménez Pons, director general de Fonatur; general Luis Cresencio Sandoval González, secretaro de la Defensa Nacional; almirante José Rafael Ojeda Durán, secretario de Marina; doctor Alfonso Durazo, secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana; Joao Ferreira, representante de Mota Engil, empresa constructora del proyecto; ingeniero Daniel Chávez Morán, fundador del Grupo Vidanta; Carlos Morelos Rodríguez, presidente municipal de Palenque.

Sean todos bienvenidos a Chiapas, aquí en Palenque.

Señor presidente, bienvenido a su tierra, a su agua, con su gente. Nos da mucho gusto recibirlo nuevamente aquí en Palenque, Chiapas.

Y más entusiasmo nos da ver que este sueño acariciado por muchos años, que siempre lo escuchábamos por usted en muchos lugares, que íbamos a tener esta importante vía de comunicación del Tren Maya, no solamente para tener un acercamiento con todos los estados del sur, como lo son Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo, sino para acercar nuestras culturas, para favorecer la presencia del mundo maya y de los pueblos originarios, señor presidente. Y eso nos fortalece muchísimo.

Hoy, este banderazo que usted va a dar aquí del arranque del Tren Maya en Chiapas lo vemos como un homenaje, como algo para reconocer estas grandes culturas. A través de esta espléndida obra del ferrocarril también van a volver a brillar ciudades como Bonampak, como Toniná, Yaxchilán y Palenque, que ya son reconocidas en el mundo como ciudades culturales, pero que hoy también se da la posibilidad de una vida mejor para las chiapanecas y los chiapanecos.

Porque no solamente se crea empleo, que es muy importante para que el índice de desarrollo humano pueda crecer en nuestro estado, sino que también se le da una gran oportunidad a toda la gente de seguir protegiendo y aumentando el ecosistema en la defensa de la flora y de la fauna.

Por eso esta obra, señor presidente, es visionaria, porque nos da la posibilidad de un crecimiento en materia de desarrollo económico, pero también preserva la riqueza más importante, que es la de la biodiversidad.

Por eso hoy este arranque es fundamental, nos llena de alegría en Chiapas y no tenga la menor duda que nosotros vamos a seguir apoyando todas estas grandes obras, porque da una gran mejoría que se traduce en bienestar para el pueblo de Chiapas.

Por eso, señor presidente, cuenta con todo el apoyo del pueblo de Chiapas y a través del pueblo le quiero manifestar que somos como lo señala nuestra Constitución: una república representativa, democrática, laica y federal por lo que cuenta con todo el apoyo del pacto federal, señor presidente. Estamos con usted.

Muchísimas gracias.

ROGELIO JIMÉNEZ PONS, DIRECTOR GENERAL DEL FONDO NACIONAL DE FOMENTO AL TURISMO (FONATUR): Señor presidente, señor gobernador, señores secretarios, demás invitados, presidente municipal.

Buenos días a todas y a todos.

Quiero comenzar por decir que, en muchas partes del mundo la lluvia es considerada un buen augurio para iniciar un proyecto y lo que nos ha caído de agua es muy fuerte en estos días.

Me da mucho gusto acompañar al presidente a dar el banderazo de inicio de obra para el tramo Palenque-Escárcega del Tren Maya. Este es el único tramo que pasa por tres estados: Chiapas, Tabasco y Campeche.

El objetivo de este gran proyecto es interconectar el diverso mosaico cultural de la región y comunicar a los estados de Tabchicam. El término surgió a mediados de los 80, cuando los recorridos por el territorio del entonces Andrés Manuel, hoy nuestro presidente. Tabchicam es mitad juego de palabras y mitad coincidencia geográfica, hace alusión al enclave entre Tabasco, Chipas y Campeche.

Esta región es fundamental para el Tren Maya, por eso es tan importante que esté en buenas manos y, por lo tanto, Joao Parreira, el director de Mota-Engil, le agradezco mucho su participación, ya que él es un referente internacional en la construcción de infraestructura. Gracias, Joao, por asumir el compromiso, junto con tus socios mexicanos y chinos de construir en tiempo y forma este tramo.

Aquí me siento como en casa, porque el primer contacto que tuve con la cultura maya fue en este hermoso lugar, allá por el año 1970, al cual desde entonces he regresado múltiples veces; 12 años antes, Alberto Ruz había descubierto la Tumba de Pakal II, en Palenque, y eso causó gran sensación entre los jóvenes de época.

Además, mi primer cargo público fue ser delegado federal de turismo en Tabasco y Villahermosa, era entonces el más fácil acceso a Palenque.

Recuerdo mis visitas a las selvas de Tabasco y los magníficos bosques y selvas chiapanecos. Puedo decir que aquí aprendí a valorar la naturaleza.

En el 79 me tocó ascender por los rápidos del río Usumacinta cuando organizamos el maratón internacional de este gran río mexicano, el más caudaloso del país.

Con enorme tristeza me ha tocado atestiguar lo ocurrido en esta región los últimos 50 años, periodo donde se han perdido más de dos millones de hectáreas de bosque y selva.

No vamos a ser capaces de revertir esta situación si no aceptamos que el problema ambiental es fundamentalmente social: la tala inmoderada y clandestina, las quemas, el potrerismo, las invasiones y muchos otros factores que tienen que ver con la falta de planeación, el abandono, la marginación y la corrupción. Fue evidente durante mucho tiempo la falta de valorización del patrimonio natural.

El paradigma neoliberal aceleró este proceso de explotación, prácticas agrícolas poco responsables con el ambiente, en fin. El peor enemigo del medio ambiente es la falta de opciones sustentables.

Hoy aquí en Palenque, tesoro del sureste, cerramos esta gira que nos ha llevado por los estados donde pasará el Tren Maya. En cada lugar que visitamos nos ha pedido recuperar el legado ferroviario del país y no sólo recuperarlo, sino usarlo como un detonador de crecimiento y desarrollo incluyente.

Solo este año crearemos hasta 80 mil empleos a lo largo de la ruta. De aquí a Escárcega pasando por Tabasco será más de 20 mil los empleos para las familias chiapanecas, tabasqueñas y campechanas.

Agradezco al presidente municipal, Carlos Morelos, por su siempre atenta disposición para trabajar en conjunto. Gracias, Carlos, por ser un aliado del proyecto.

México, Chiapas y Palenque tienen la responsabilidad de cuidar y potenciar esta joya de nuestro patrimonio cultural, una joya que no ha recibido la proyección que merece.

Esta ciudad prehispánica de Palenque y los parques nacionales que la envuelven son Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, al igual que Calakmul.

Los sitios de la región que ya mencionó el señor gobernador, Yaxchilán, Bonampak, Tonina, Piedras Negras del que Palenque forman parte son una muestra de la grandeza milenaria maya. Por eso, el equipo del Tren Maya trabaja con le Unesco y el Instituto Nacional de Antropología, el INAH para asegurar la preservación del patrimonio cultural.

A su lado hemos iniciado los trabajos de salvaguarda, más de 80 operativos arqueológicos se encuentran peinando el trazo del tren, usando incluso radares satelitales y vuelos líder para identificar los sitios arqueológicos y protegerlos.

Se han formado equipos de interlocución, exploración e investigación con los ejidos, comunidades y el INAH, para lograr que en los sitios se cuide el delicado balance entre la preservación y el acceso a la cultura.

Por eso vamos a gestionar el crecimiento que vendrá a Palenque como una comunidad sustentable. No queremos crecimiento urbano sin inclusión social y no queremos desarrollo sin equilibrio ecológico.

Estamos creando los planes de desarrollo pensando en el futuro para que la ciudad, el comercio y el turismo puedan crecer respetando el entorno y los recursos.

Tomamos las décadas de experiencia de Fonatur para la planeación urbana y la usaremos para diseñar esta oportunidad con nuevas comunidades, con un nuevo modelo de desarrollo, posicionaremos el destino de escala mundial con el aeropuerto internacional que ya existe y lo haremos respetando la selva, los ríos y toda la riqueza que es de todos los chiapanecos.

Estos sitios arqueológicos no son restos de una civilización extinta. El pueblo maya vive y llama al sureste sur su hogar. El tren en su nombre rinde homenaje a este pueblo.

Fonatur está comprometido a incorporarles permanentemente en el proceso, por eso en la coordinación con el Instituto Nacional de Pueblos Indígenas y con la Secretaría de Gobernación llevamos a cabo la mayor consulta indígena de un proyecto de infraestructura en el país. Ahora, con el inicio de las obras comienza una nueva etapa para el proyecto.

Agradezco el respaldo del gobernador de Chiapas por su participación e incondicional apoyo durante el proceso de consulta indígena y su disposición para seguir trabajando en conjunto. Gracias, Rutilio.

Señor presidente:

A nombre de todos los miles que trabajamos en el proyecto hoy reiteramos nuestro compromiso de llevar a cabo su visión de inclusión, desarrollo y transformación.

Muchas gracias a todos.

JOAO PEDRO PARREIRA, REPRESENTANTE DE MOTA-ENGIL: Pido disculpa por la movilidad, pero el Tren Maya va a solventar el problema de la movilidad en los próximos años en la región y espero que la mía también.

Señor presidente constitucional de los Estado Unidos Mexicanos, licenciado Andrés Manuel López Obrador; señores secretarios, señor gobernador del estado de Chiapas, señor presidente municipal, señor director general de Fonatur, señor presidente fundador de Grupo Vidanta, amigas y amigos.

Para Mota-Engil y las empresas nacionales e internacionales de este mismo consorcio es un gran privilegio poder participar en una obra como la que hoy se inicia. El Tren Maya será una obra de infraestructura icónica, de visión adelantada, pero particularmente es un acto fundamental de justicia para el sureste mexicano porque esta es una obra de infraestructura inminentemente social. Por eso es un proyecto maravilloso.

Llama la atención del mundo, porque conectará poblaciones, porque generará bienestar, porque respetará las comunidades y al medio ambiente, porque dará empleo permanente y porque hará crecer a las personas en el lugar de donde son sin necesidad de irse a otro lugar.

Soy mexicano por adopción, vivo en México hace más de 12 años, amo este país y sus diversas y ricas facetas y contrastes. Sé, como buen mexicano, que hay una deuda con el sur. Fue cuna y sede de grandes civilizaciones, como podemos apreciar en Palenque, pero inexplicablemente tenía tiempo que se alejó de la mirada de aquí. Así que no creo equivocarme al interpretar que el Tren Maya está llamado a pagar de alguna manera esta deuda histórica con el sur, que ha dado esplendor y la belleza a la cultura mexicana.

Quienes hemos tenido que trabajar por todo el mundo somos testigos una y otra vez de proyectos que muchas veces están incompletos, porque en ellos no está incorporada la dimensión social de las obras de infraestructura que cambian el destino de los países y de las regiones.

El Tren Maya será seguramente un detonador del turismo, de la conectividad eficiente del sureste abriendo múltiples oportunidades; pero encima de todo, como las Naciones Unidas han señalado, a lo largo de los siguientes años habrá generado más de un millón empleos directos cuyos beneficiarios estarán en estas comunidades.

Este efecto se traducirá seguramente en la más dramática histórica caída de la pobreza en la región, por lo que la sola rentabilidad social justificará esta gran cruzada por el sureste.

En ese sentido, en nuestro consorcio, que comparte plenamente la visión social que deben tener todos los buenos conceptos y como lo venimos haciendo como parte de nuestra convicción empresarial, quisiéramos compartir los tres principios fundamentales de nuestra vida empresarial:

El respeto, estaremos trabajando con pleno respeto a las comunidades y al medio ambiente.

El compromiso, alentaremos la generación local de empleos y la contratación de empresas de proveedurías locales.

Y el crecimiento, estableceremos y aprovechando el programa de Jóvenes Construyendo el Futuro una plataforma de capacitación para que en los años por venir el talento de los habitantes de esta misma región se conviertan en el motor de este gran Tren Maya.

En este consorcio además echaremos mano de todas nuestras capacidades, de toda nuestra experiencia multinacional que tenemos, la ingeniería de México, la experiencia de Mota y el dinamismo de la CCC de China, trabajando conjuntamente, mandando una clara señal al mundo que en México se puede, se quiere trabajar, invertir, crecer y nosotros creemos en México.

Por eso estamos especialmente agradecidos, señor presidente, de poder participar en un proyecto de infraestructura con un impacto social determinante que tiene además una virtud que es incalculablemente valiosa.

En medio de la pandemia que de repente ha lastimado la economía del mundo, el Tren Maya llega cuando más se necesita, cuando más empleos tenemos que generar, cuando más nosotros nos tenemos que comprometer.

Nuestro compromiso es claro: entregaremos una obra de calidad en tiempo y forma, y en costo, como siempre nos solicitó. La confianza, la base en la cual el Tren Maya habrá de construirse, la confianza que habremos de trabajar por el bienestar de las comunidades y su gente, la confianza de que cuidaremos la riqueza natural de esta tierra, la confianza en que haremos una obra que será orgullo y patrimonio de todos los mexicanos, la confianza que el Tren Maya será la verdadera oportunidad que generaciones del sureste ha esperado para ser dueño de su destino, es la confianza y nuestro compromiso de cumplir con todas responsabilidades que usted siempre nos viene diciendo, hace semanas. costo, tiempo, plazo, compromiso.

México es un lugar único y especial del mundo. Nuestra cultura, nuestra historia, la naturaleza y el valor de nuestra gente merecen ser celebrados en cada esfuerzo.

El Tren Maya será sin duda el símbolo que mejor refleje nuestras ganas de transcender, de dejar huella y de abrir las puertas para que al sureste refleje por siempre y para todos la conjunción, lo esplendoroso, pasado con futuro.

Yo, señor ya estoy listo, ya calcé la bota para iniciar el trabajo, entonces podemos iniciar hoy por mi parte los trabajos.

Gracias por todo, muy amable.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Amigas, amigos, paisanas, paisanos:

Me da mucho gusto estar en Palenque y participar en este importante acto de inicio de la obra del Tren Maya.

Aquí comienza la ruta del Tren Maya, aquí también termina, porque el tren sale -ese es el proyecto- de Palenque, pasa a Boca del Cerro, Tabasco, que es muy importante porque es la forma más extraordinaria de admirar el río Usumacinta, el río más grande de México, el río que divide Guatemala con nuestra república. El río Usumacinta era la principal avenida de los mayas. A la orilla del río Usumacinta está Yaxchilán, muy cerca Bonampak, también Piedras Negras del lado de Guatemala.

Entonces, la estación de Boca del Cerro va a permitir que se puedan internar turistas, visitantes al río Usumacinta para ir, a pesar de los rápidos, hasta Yaxchilán, hasta los límites con Guatemala.

Luego el tren va a Escárcega y ahí tiene una desviación o hay una especie de ‘y’ griega, de ahí sale hacia Campeche, Mérida, Cancún y va regresando a Tulum, a Felipe Carrillo Puerto, a Bacalar, Calakmul y de nuevo a Escárcega y de regreso a Palenque.

Aquí floreció, como se ha dicho, la gran cultura maya. Toda esta región y una de las ciudades más importantes por su belleza, por su exquisitez en el arte, la escultura, es sin duda Palenque, esta ciudad que quedó abandonada desde el siglo VI de la era cristiana, después de tener un florecimiento cultural extraordinario. Las razones por las que se colapsó Palenque están todavía como tema de investigación, por qué se abandonó la ciudad o por qué dejó de florecer, luego de ser uno de los sitios culturales más importantes del mundo.

Palenque, como zona arqueológica, se descubrió cuando todavía Chiapas pertenecía a Guatemala a finales del siglo XVIII. Mandaron una expedición de Guatemala a Palenque y se encontraron los vestigios de esta gran ciudad. Y luego fue visitada por muchos especialistas, todo el siglo XIX y siempre causó asombro por su belleza.

En el porfiriato, Palenque tuvo la visita de Justo Sierra. ¿Cómo llegó hasta acá en ese entonces el secretario de Educación de Porfirio Díaz? En barco, de Veracruz a Frontera, de Frontera de Chablé y de Chablé a caballo a Palenque.

Ha tenido, repito, visitantes distinguidos. Visitó el gran escritor inglés Graham Green, Palenque, y aunque no se conoce mucho también visitó Palenque Ernesto ‘Che’ Guevara, le compuso un poema a Palenque y le llamó ‘El joyal de América’ a Palenque, a esta ciudad prehispánica maya.

De modo que estamos haciendo historia, el que podamos comunicar por tren las antiguas ciudades mayas. Estamos hablando, lo he venido repitiendo, de la región más importante del mundo por su riqueza arqueológica. Se va a conocer toda el área maya.

Y además de lo cultural, como aquí se ha dicho, este es un programa que va a impulsar el desarrollo del sureste. Sí es un acto de reivindicación al sureste, que ha sido saqueado por siglos.

Muchos también desconocen que la selva Lacandona, lo que corresponde al territorio de Chiapas y de Guatemala fue el asiento de las llamadas monterías, campamentos donde se cortaba madera, sobre todo la caoba, que es la reina de las maderas. Se cortaban los grandes árboles de caoba, se hacían trozas y bajaba esa madera precisamente por el río Usumacinta hasta la costa, hasta Frontera, y de ahí se embarcaba esa madera para Europa. Los edificios más bellos de Europa en Francia, en España, en otros países, otras naciones de Europa en las ciudades más emblemáticas de Europa, los edificios tienen madera de caoba de la Lacandona.

A la sombra de la caoba y del sufrimiento de los peones que trabajaban en las monterías como esclavos progresó Tabasco, progresó México.

Se fueron las monterías con la Revolución, se volvió a la calma en toda esta región y por los 70 se inició la colonización de nuevo de esta región del país, y lo que volvió a resurgir en la selva, lo que fue creciendo en la selva fueron también los árboles de caoba y de nuevo otra tala a la caoba. Aquí muy cerca de donde estamos en los años 70, en los años 80 se estableció una fábrica de triplay de caoba y se taló de nuevo la selva.

Por eso, ahora tenemos -como se ha dicho- que actuar de otra manera, no saquear, no ver a Palenque al sureste como tierra de conquista, sino impulsar el desarrollo respetando el medio ambiente.

Ahora, en vez de cortar la caoba, la estamos sembrando. Aquí en Chiapas, en el programa Sembrando Vida, se están cultivando 200 mil hectáreas de árboles maderables, lo que nunca se había hecho. En el sureste en total son 600 mil hectáreas, en el caso de Chiapas 200 mil y están trabajando, sembrando los árboles en Chiapas 80 mil campesinos, ejidatarios, pequeños propietarios, sembrando cedros, sembrando caoba, para devolverle la riqueza que se le ha quitado a esta región y cuidar el medio ambiente.

Vamos a impulsar mucho este programa, el Tren Maya, porque también va a significar crear empleos, lo que se ha manifestado este año, 80 mil empleos en el Tren Maya, sólo en este tramo de Palenque a Escárcega 20 mil empleos directos. Esto va a ayudar mucho.

Ahora que veníamos entrando vimos de lejos, por la sana distancia a transportistas de esta región, que van a tener trabajo, y así ingenieros, técnicos, obreros. Esto va a ayudar a reactivar la economía del sureste, de modo que es una obra importante para el desarrollo sustentable, para el desarrollo integral del sureste.

Yo agradezco mucho a Joao Parreira, responsable de la empresa, director de la empresa constructora Mota-Engil, que ganó la licitación, el contrato. Le agradezco mucho el que esté aquí con nosotros a pesar de su fractura y, como lo ha mencionado, decirle que le damos a todos los empresarios de este consorcio la confianza para que se pueda terminar la obra.

Ayer lo decía en Escárcega, en otro tramo que se le asignó mediante concurso a la empresa de Carlos Slim, decía yo que cuando inauguremos el tren, la placa va a decir que se realizó la obra con presupuesto público, dinero del pueblo, que estuvo a cargo del gobierno de la República, esto es de los gobiernos municipales, los gobiernos de los estados, del gobierno federal, y que la construyó la empresa, en este caso Mota-Engil, y así vamos a poner las placas para que se le haga un reconocimiento a las empresas.

Esto también lo dije ayer, lo repito ahora, marca el inicio de una etapa nueva en el trato entre las empresas constructoras y el gobierno, un trato caracterizado por la responsabilidad y la confianza, el que ustedes cumplan en tiempo, en calidad, en presupuesto, que se terminen en 28 meses los 220 kilómetros aproximadamente que les corresponde, 220 kilómetros de Palenque a Escárcega.

Y que la inversión no pase de lo contratado, de lo que ya está convenido, un poco más de 15 mil millones de pesos, que ustedes cumplan y que nosotros actuemos de la misma manera, que no les falten los recursos, que no tengan que esperar para que se les pague de acuerdo a lo convenido.

Tenemos nosotros la posibilidad de cumplir porque tenemos finanzas públicas sanas. A pesar de la crisis por la pandemia, hemos mantenido nuestra recaudación con números positivos, de enero a mayo logramos incrementar la recaudación de impuestos en más de 70 mil millones de pesos en comparación con el mismo periodo del año pasado; a pesar de la crisis económica de abril, de mayo hasta finales del mes pasado, repito, se incrementó la recaudación y no hemos endeudado al país.

Vamos a seguir administrando con honestidad y con austeridad, por eso no vamos a tener dificultad para cumplir con el compromiso y pagarles puntualmente.

Va a ser muy importante el que se termine esta obra. Luego de los terraplenes viene la colocación de los rieles, esa es otra licitación, y luego tenemos también que licitar los trenes.

Todo esto se va a ir haciendo con tiempo.

Yo espero que inauguremos el tren completo, los mil 500 kilómetros, a más tardar a principios del 2024, desde luego desde antes va a estar inaugurado el tramo de Palenque a Cancún, de Palenque a Cancún y también el de Cancún a Tulum, el que nos va a quedar hasta principios del 24 va a ser el tramo de Tulum a Escárcega, pasando por Calakmul.

Ya vamos a tener comunicación desde Palenque a Campeche, Yucatán, Cancún, Tulum, desde el 2023 y a principios del 2024 cerramos todo el circuito, los mil 500 kilómetros del Tren Maya con sus estaciones, como lo está proyectando el arquitecto Rogelio Jiménez Pons, que es el director de esta obra y al mismo tiempo el director de Fonatur, él es el encargado por parte del gobierno federal de la construcción de todo el tren, completo, que incluye estaciones y que incluye la infraestructura que se va a ir creando, porque en las antiguas ciudades mayas se van a ir creando las nuevas ciudades de esta región del país.

Vamos a contar con el apoyo del empresario Daniel Chávez Morán. Daniel Chávez es empresario del sector turístico de México, tiene dimensión social, es el empresario del sector de turismo más importante de México, la empresa que creó, que fundó, es la que más turistas trae al país, turistas extranjeros, es de las empresas que más introducen, auspician la llegada de divisas a México, de las empresas turísticas más importantes.

Y como él ya está retirado de sus ocupaciones turísticas y él sabe lo que significan estas obras, porque él viene de abajo… Una vez me platicó -voy a ser indiscreto- que empezó a trabajar en un hotel como ayudante en un hotel y que por primera vez ahí supo lo que era un filete, y que después de muchas penurias de pobreza llegó a ser un empresario exitoso.

Él viene de abajo, repito, de la cultura del trabajo, del esfuerzo, del sacrificio, y ahora, como muchos otros, quieren ayudar, y como no está en sus empresas, no hay conflicto de intereses, no va a cobrar, él me va a representar como supervisor para que me presente periódicamente informes sobre el avance del Tren Maya. De esa forma vamos a trabajar y vamos a concluir con esta importante obra.

Estamos reivindicando al sureste, decía, porque en los últimos años no se invirtió en el sureste, por eso no hubo crecimiento económico durante el periodo neoliberal, en todo el sureste sólo creció Cancún, allá en la punta de la península de Yucatán, pero Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán no tuvieron crecimiento; ahora se quiere que haya crecimiento en el norte, en el bajío, en el centro y también en el sur y en el sureste de México. Es equilibrar, ese es el propósito, no dejar en el abandono al sureste de México.

Además, ya habían pasado muchos años, décadas que el sureste no tenían un presidente, no es por eso que hay inversiones federales en el sureste, es porque era una región abandonada, saqueada, se llevaban todo, no sólo la madera, luego el petróleo y no dejaban beneficios para el sureste, pero además desde el presidente Ruiz Cortines no había un presidente del sureste.

¿Cómo no me va a dar gusto estar aquí en Palenque inaugurando el inicio, mejor dicho, dando el banderazo para el inicio de esta obra, -así voy a decir en poco tiempo, inaugurando esta obra- si yo viví aquí en Palenque?

Recuerdo que estudiaba en la universidad y mis padres vivían aquí en la estación del ferrocarril, en Pakal-Ná y todavía me tocó venir en tren de México a Palenque. Todavía viajé en tren, nos embarcábamos, subíamos al tren a las 8:00 de la noche en la estación de Buenavista allá en la Ciudad de México y llegábamos aquí al día siguiente a las 8:00 de la noche, eran 24 horas. Eran otros trenes, ahora va a ser un tren rápido, moderno que se va a desplazar a 160 kilómetros por hora para ir a la península.

Por eso, me da muchísimo gusto estar aquí en Palenque iniciando la construcción del Tren Maya.

Muchas gracias al ciudadano presidente municipal Carlos Morelos Rodríguez, presidente municipal de Palenque.

Muchas gracias al gobernador de Chiapas Rutilio Escandón Cadenas, que siempre nos ha apoyado y nosotros vamos a seguir apoyando al gobernador de Chiapas y vamos a seguir apoyando el pueblo de Chiapas, vamos a seguir impulsando el bienestar de los chiapanecos. Es nuestro estado, es nuestra región, es México.

Me dio mucho gusto estar aquí, repito. Muchas gracias a todas, a todos ustedes.

Vamos a terminar ya estos banderazos, ya son cuatro el día de hoy, empezamos en Quintana Roo, el martes fue Yucatán, ayer Campeche y hoy Chiapas, son los cuatro tramos que ya inician de Palenque a Cancún.

Muchas gracias a todas y a todos. Muchas gracias.

PUBLICIDADspot_img
568FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
0SeguidoresSeguir
0SeguidoresSeguir
5,302SeguidoresSeguir

Lo más popular