spot_img

Elaboran viviendas Chontales con tecnología de impresión en 3D

En Nacajuca, Tabasco el poblado indígena de Tucta, cuenta con viviendas realizadas con tecnología de impresión en tercera dimensión (3D).

Este proyecto es resultado de una sinergia entre la empresa mexicana Échale y la firma de origen estadounidense New Story, coordinadas con la Secretaría de Bienestar estatal y autoridades municipales.

Eligieron Tucta debido a que es propenso a sufrir inundaciones por su ubicación geográfica, además de ser una localidad de origen chontal.

Brett Hagler, director y fundador de New Story, explicó que quienes recibirán esos inmuebles “son los más vulnerables y con los ingresos más bajos. Viven con un promedio de 63 pesos diarios, literalmente en chozas de materiales diversos que se inundan durante las temporadas de lluvia. Algunas mujeres me han dicho que el agua les llega a las rodillas cuando llueve, a veces durante meses”.

Las nuevas viviendas de la población se realizan con una impresora que mide más de 10 metros, denominada Vulcan II, la primera de su tipo y con capacidad de fabricar una casa de 46 metros cuadrados en 24 horas.

Cabe destacar que este proyecto tiene actualmente un avance de 50 % y adelantó que está previsto construir 200 casas, 50 de ellas con tecnología 3D, de tal forma que Tucta es el primer pueblo con domicilios manufacturados con impresoras y las 150 restantes serán del material llamado ecoblock.

Piazzes mencionó que Échale y New Story establecieron contacto con la Secretaría de Bienestar de Tabasco y con el Ayuntamiento de Nacajuca, a los cuales solicitaron designar a la población del estado con mayor exigencia de viviendas.

“Las instancias gubernamentales eligieron a Tucta, la autoridad municipal de Nacajuca donó un terreno para edificar el nuevo vecindario impreso en 3D, mientras el gobierno estatal de Tabasco se hizo cargo de instalar los servicios públicos requeridos para las casas”.

Las familias de Tucta beneficiadas pagan un minúsculo porcentaje del costo total de las viviendas que reciben, debido a que New Story subsidia la construcción de los inmuebles a través de particulares que le donan recursos económicos.

La impresora para las viviendas 3D coloca una mezcla de concreto en capas con las que se construyen pisos y paredes, su software monitorea las condiciones climáticas de la zona donde se ubicarán, de tal forma que el aparato pueda ajustar el material a las necesidades de la región. Una vez terminadas, trabajadores les colocan las puertas y el techo.

Estas casas impresas en tercera dimensión cuentan con techo, ventanas e interiores, mientras que sus muros son curvos, con el fin de mejorar el flujo de aire entre las altas temperaturas que se registran durante las temporadas calurosas.

Las 150 viviendas levantadas con ecoblock, se elaboran a partir de blocks fabricados con “suelocemento”, material producido con tierra inerte, cal, cemento y arena que se compactan a alta presión, refiere el sitio electrónico de la empresa Échale.

Los bloques se confeccionan con una máquina hidráulica única en su tipo, de diseño y patente mexicana, artefacto transportable a la región donde se la requiera, lo que evita gastos en traslado de material.

PUBLICIDADspot_img
568FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
0SeguidoresSeguir
0SeguidoresSeguir
5,302SeguidoresSeguir

Lo más popular