Tuvimos la oportunidad de platicar con la Diputada Local sobre su educación; logros, el interés por la política; los retos en su carrera, y por supuesto la figura que más influyó en su vida, su mamá.

Con una preparación como la de Mayo Aparicio, no es difícil entender cómo y por qué ha llegado hasta donde está. Su esfuerzo, dedicación y sobre todo congruencia en lo que profesa la han distinguido. La vocación de servir y el altruismo lo lleva en la sangre. “Desde pequeña, recuerdo que le decía a mis padres de cuando un acto era injusto, así me decidí tanto estudiar Derecho como dedicarme a la política para combatir la injusticia”. Hay que desear, soñar, querer con mucha fuerza, participar en la vida política, sentir un profundo convencimiento de que las cosas pueden cambiar en nuestro país, comparte la diputada local por Morena. 

¿CUÁL FUE TU PRIMER TRABAJO?
El diario La Verdad del Sureste, trabajé como columnista redactora. Posterior como reportera y conductora en radio AMLO con colegas de todo el país. 

¿QUÉ PIENSAS DE ÉL AHORA QUE LOS AÑOS HAN PASADO?
Recuerdo que el diario, era el único periódico que no estaba ligado al gobierno, su línea editorial era afín al movimiento que encabezaba por esos años el Licenciado Andrés Manuel López Obrador. 

Me siento muy contenta de haber colaborado, pues nunca hubiera imaginado el papel tan importante que jugó para abrir conciencias en los ciudadanos sobre la realidad política por la que atravesaba nuestro Estado en esa época. 

¿QUÉ ENSEÑANZA TE TRAJO?
Ver a la política desde una perspectiva distinta y puntualizar planes de acción para mejorar las situaciones de injusticia. Tuve la oportunidad de laborar alado de grandes personas, como Don Alberto Pérez Mendoza (QEPD) y de quien aprendí mucho, como ser perseverante ante cualquier circunstancia, sobre todo en un mundo donde ya cada vez es más difícil mantener una postura ideológica por temor a las críticas, donde a las mujeres políticamente nos cuesta más trabajo acceder y esforzarse para poder obtenerlo.

¿CUÁLES SON LOS RETOS A LOS QUE MÁS TE HAS ENFRENTADO EN TU CARRERA?
El hecho de ser abogada es un reto continuo, ya que se tiene que estar preparada con el conocimiento y aplicando todas las leyes junto con sus respectivas reformas. El mayor reto al que me he enfrentado es a nadar contra corriente en un mundo donde se vive la desigualdad de género, donde hacer las cosas con transparencia legal y con claridad, carecen de credibilidad por estar del lado siempre de la ciudadanía. 

Rompiendo esquemas y paradigmas, cuando la mayoría aún tiene el pensamiento, del que no tranza no avanza. Hoy estoy segura que esto se ha ido transformando y que venimos trabajando con la cultura del esfuerzo, luchando y persistiendo en aportar a la sociedad mejores formas de vivir para que nadie desista en tener un mejor Estado, un mejor país. 

¿EN QUÉ CONSISTE TU ÉXITO?
En caminar sin detenerme, ponerme metas y propósitos en todas mis actividades y acciones de mi vida, sobre todo ahora que estoy legislando como Diputada donde he logrado acertar, gestionando iniciativas en el H. Congreso del Estado y esto me da satisfacción, el saber que estoy haciendo buen trabajo, dando resultados.

¿QUÉ CONSIDERAS, QUE TE HACE DIFERENTE EN TUS PROPUESTAS O PROYECTOS?
Mis propuestas son respuesta a muchas problemáticas que he visto durante mi caminar en la política, son la voz de todos los ciudadanos que pusieron su confianza en una mujer comprometida con hacer sentir las necesidades más apremiantes en la máxima tribuna. Las leyes que el día de hoy estoy proponiendo en el Congreso del Estado, son fruto de este esfuerzo compartido, de gente muy valiosa a quienes admiro y agradezco las ganas por seguir trabajando todavía para hacer lo que hace falta. Ser incluyente, creo es lo que hace distinto mi proyecto, el saber escuchar y reconocer a tiempo las exigencias de los tabasqueños.

¿QUIÉNES HAN SIDO TUS GRANDES MAESTROS?
Sin duda la maestra Elsa Aparicio García, me dio clases en el kínder. Daba todo por sus alumnos, transmitía e inculcaba esos valores del respeto y responsabilidad que mucha falta hace en estos tiempos, al final de clases me iba a su casa, ella es mi madre. Otro gran maestro, Mario Alberto Dueñas Zentella, me impartió la materia de Criminología en la carrera de Derecho, siempre nos hacía cuestionarnos el porqué de las cosas, buscar las razones ó la explicación de qué llevó a una persona a cometer un delito. Lo admiro mucho y hasta la fecha mantengo una relación de amistad, sigue siendo en muchos momentos un gran consejero jurídico.

¿CUÁL HA SIDO EL MOMENTO MÁS DIFÍCIL DE TU CARRERA PROFESIONAL Y POR QUÉ? Cuando he sido expuesta, sobre todo cuando tocan la esfera familiar. Cuando eres una persona pública estás a expensas a que te juzguen; cualquier decisión en tu vida privada puede repercutir en tu vida pública. En muchas ocasiones te inventan falsos, te difaman, te calumnian. De lo último que hablan es de tu trabajo legislativo. Creo injusto que una esté haciendo su trabajo y en lo único que se fijen es el cómo vista, cómo se peina, el físico y no en la lucha diaria por transformar al país, en legitimar el trabajo de las mujeres deseando un mejor lugar para vivir. Muchas veces olvidamos que los funcionarios somos también seres humanos y se opacan todos los esfuerzos y sacrificios personales, sacrificios que no todos están dispuestos a cargar en los hombros cuando deciden representar al pueblo, como lo decidí al asumir este honroso cargo el cual porto con orgullo y valentía aunque a veces sea complicado de empatizar. Para Jessyca Mayo Aparicio, el reto está sin duda, en continuar y mejorar en lo que ya se ha alcanzado.