Lupita Vidal

Lupita Vidal La cevicheria tabasco - Revista Aqui Tabasco

Una mujer auténtica y fascinante que sin pena ni mayor presunción nos confiesa que no creció añorando cocinar, tampoco creció con ese amor por Tabasco que ahora tiene.

Su pasión surgió cuando se dio cuenta del trabajo que representaba el oficio de cocinero; ahí descubrió que era un mundo de hombres y que para hacerse de un nombre debía de trabajar doblemente.

Así que aceptó el reto

Inició en la cocina a los 19 y hace 6 años, con el apoyo de Jesús su hoy esposo, el de su mamá y su papá inició La Cevichería Tabasco, una marca que se ha fortalecido a base de trabajo.

Nirvana mediadesign redes sociales

En la necesidad de crecer, además de lo aprendido de otros colegas chefs, comenzó a valorar a los cocineros y cocineras empíricos, esos que como ella señala “cocinan con el corazón y la intuición”.

Fue ahí cuando le ‘cayó el 20’ y el reconocimiento a sus raíces gastronómicas. Tenía a su lado a uno de los mejores cocineros tabasqueños: ‘Don Bencho’, su papá.

También notó que tenía a su alrededor una riqueza alimentaria que pasaba desapercibida, pues quienes podían difundirla en su mayoría estaban ocupados haciendo cocina internacional con productos importados; así surgió Come Tabasco ¡Fue como descubrir al Estado con nuevos ojos! Poner en perspectiva lo injusto del mercado que no valora a los pescadores que apenas y sobreviven o el consumo desmedido de los procesados frente a lo natural.

“¡En Tabasco se cocina con todo! Proteínas exóticas, verduras, tubérculos, frutas, hierbas y hasta las hojas de los árboles”, recalcó.

Junto a su esposo y amiga la escritora Karely Hernández, en 2015 se dieron a la tarea de salir a recorrer las comunidades y pueblos del Estado, en busca de los ingredientes que definen nuestra gastronomía para difundirlos e incentivar su uso.

En ese camino documentaron lo bueno, lo malo y feo

Un golpe de realidad y la llamada de su conciencia para aportar algo significativo.

La necesidad económica y las ganas de hacer algo, fueron los primeros ingredientes para fundar hace 6 años nuestro restaurante.

Al regresar de otro estado llegué sin trabajo ni oportunidades de desarrollarme profesionalmente, así que gracias a nuestro amor por el trabajo, a Jesús y a mí se nos ocurrió emprender.

Sólo contábamos con 7 mil pesos, un lugar habilitado con lo que pudimos en Las Gaviotas y muchas ganas de cocinarle a la gente los platillos que disfrutábamos comer.

Así, un 23 de junio del 2013 inicia formalmente
La Cevichería Tabasco

Sin duda mi mayor inspiración viene de las comunidades de Tabasco, lo que aprendo de nuestro entorno y de la gente que vamos conociendo.

El mar de Sánchez Magallanes o de Frontera y sus diferentes productos, casi tesoros ocultos para el resto de Tabasco.

Cuando viajamos y comemos en algún lado ¡nos encanta!, porque nuestro Estado es rico y abundante y ese sentimiento es el que quiero transmitir.