En un abrir y cerrar de ojos el mundo cambió. Nos vimos en la necesidad de cambiar la manera de hacer las cosas. Adaptarse a la nueva realidad es un reto. En esta nueva realidad plataformas como la de zoom llegaron para quedarse, es una de las herramientas más útiles para estar en comunicación. Quiero compartirte algunos elementos para que esas juntas de trabajo, entrevistas, clases, reuniones… lo que sea que tengas sean muy exitosas. Todo el tiempo estas comunicando, dices quién y cómo eres. Aún a la distancia cuida los detalles, de esta manera tendrás una excelente comunicación. 

1.- Tu arreglo personal: debes lucir como si fuera presencial. Sólo que debes tener más cuidado con los colores y estampados que utilices. No estás en un set de televisión donde tienen iluminación especial. 

¿Qué colores no se ven bien en la cámara? El negro y los colores muy oscuros podrían quitarte luminosidad a la cara, te podrían hacer ver con sombras, ojeras, bolsas en los ojos. Evita telas brillosas, estampados pequeños como rayas, cuadros, !guras geométricas… estos se mueven en la pantalla. Evita utilizar el mismo color que el que tengas detrás de ti, tu cara va a lucir como si estuviera “»otando”. Utiliza colores sólidos o lisos; te darán luminosidad. 

2.-El espacio en el que te vas a ubicar: debe tener una buena conexión a internet, estar muy bien iluminado. Evita que la ventana quede a tus espaldas, lo ideal es que esté frente a ti, para que tu cara no se vea en la oscuridad. Si no te pueden ver, estas perdiendo una forma vital de comunicación. Si no es así, puedes probar poniendo una o dos lámparas pequeñas cerca de tu computadora. Es importante tener una iluminación correcta. Revisa cual es el margen de visión de tu cámara, toma en cuenta lo que deseas que se vea de fondo, procura que lo que esté detrás de ti no sea un distractor para los demás. Lo importante es que tú seas el protagonista.

3.- Centra correctamente tu computadora: enciendela y entra a la aplicación, esto te va a permitir checar todos los detalles que debes cuidar. Colócala a la altura correcta, que tu cara quede centrada, si está baja puedes colocar unos libros debajo, centra la cámara a la altura de tus ojos.

4.-Comunicación verbal y no verbal: cuando sea tu turno de hablar mira directamente a la cámara, sube un poco el tono de tu voz, utiliza tus manos, esto hace que tu comunicación sea mucho más convincente. Es muy fácil distraernos viendo nuestra propia imagen y parece como si estuviéramos viendo de lado. Puedes arrastrar los cuadros donde aparecen los participantes y ponerlos justo debajo de la cámara, de esta manera parece que estás haciendo contacto visual con todos.

Cuando no vayas a hablar es mejor tener silenciado tu micrófono. De preferencia utiliza audífonos. Cuida tu postura, te da mayor presencia y mejora el tono de tu voz. Por último, si estas en casa es mejor avisar que vas a estar en una reunión, para evitar ruidos o que alguien entre sorpresivamente. Recuerda cada día es una nueva oportunidad para renovarte y resurgir con más fuerza. Para descubrir lo mejor de ti, yo te puedo orientar a que conozcas y reconozcas lo mejor de ti en apariencia, comportamiento y comunicación. Creando tu imagen, creando tu vida.